Investigan muerte de ancianos tras recibir vacuna contra Covid-19 en Noruega

Médicos de Noruega investigan la muerte de 23 ancianos que perdieron la vida después de haber recibido la vacuna de Pfizer contra Covid-19

Médicos en Noruega investigan la muerte de 23 pacientes, adultos mayores que habían recibido la vacuna de Pfizer contra Covid-19 y analizan la posibilidad de que las reacciones adversas al medicamento hayan contribuido a los decesos.

Los efectos secundarios de la vacuna son raros y generalmente leves. Pero podrían incluir fiebre y náuseas, mismas que podrían ser peligrosas en pacientes muy frágiles.

Al respecto, el Instituto Noruego de Salud Pública actualizó su guía de vacunación para Covid-19, con consejos más detallados sobre la inyección de personas mayores frágiles o con enfermedades terminales.

En es guía se menciona que la persona que la administre deben hacerlo de forma individual para determinar si los beneficios de la vacunación superan los riesgos de los posibles efectos secundarios.

Ya han vacunado a 50 mil personas
Hasta el fin de semana, 50 mil personas en Noruega habían recibido su primera dosis de la vacuna. Como ocurre en muchos otros países, los adultos mayores y las personas en asilos son los primeros en ser vacunados, porque enfrentan un riesgo mucho mayor de enfermarse gravemente por el virus.

Stephen Evans, profesor de farmacoepidemiología en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, dijo que hasta el momento no hay evidencia de que algún vínculo entre la vacunación y la muerte de los pacientes.

Aseguró que por la edad y las condiciones de salud que tienen, existen riesgos naturales a que puedan fallecer. Y esas causas seguramente no están relacionadas con la vacuna. Aunque «Habrá un cierto número de muertes coincidentes que ocurrirán poco después de la vacunación», explicó.

Los organismos reguladores de todo el mundo están monitoreando de cerca estas muertes y pueden calcular el número esperado de muertes en el proceso de aplicación de la vacuna. Por ahora, piensan que el número de muertes observado no se encuentra por encima de las cifras esperadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *