No llega el bono por home office: FSTSE

Trabajadores federales buscan se cumpla con esta obligación, pues han debido hacer grandes inversiones en equipo y servicios

Los más de 18 mil trabajadores del gobierno federal no han recibido, hasta el momento, ninguna remuneración especial, por mantenerse laborando en sus casas, pese a que esta prestación ya fue aprobada y su decreto publicado.

Normando López Meixueiro, secretario general de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del estado (FSTSE), en la entidad, refirió que esta central obrera comenzará a ejercer presión ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, dado que esta modalidad ha significado, en la mayor parte de los casos, una erogación extraordinaria.

“Hasta ahorita no se nos ha dado este bono. Obviamente muchos trabajadores se vieron afectados por esta situación, ya que por su propia situación económica no tenían internet en casa y tuvieron que contratar internet, el pago de luz se incrementó y hasta ahorita solo hemos visto documentos y documentos y no hay ningún apoyo, entonces esto ya se está volviendo complicado”, apunta.

Fue el pasado mes de marzo, cuando, ante la llegada de los primeros casos de Covid-19 a México y a Aguascalientes, los trabajadores federales, al igual que los de muchas empresas que tuvieron dicha posibilidad y las instituciones escolares, implementaron sistemas de teletrabajo, vigentes hasta la fecha.

López Meixueiro señala en este mismo sentido que, con objeto de no afectar la atención al público, en los casos donde es estrictamente necesario, alrededor de 20% de los empleados de dependencias federales en la entidad se han reintegrado parcialmente a las actividades presenciales, sin embargo, el resto incluso ha debido adquirir equipos de cómputo.

Considera que, en promedio, los gastos de cada persona que se encuentra en el esquema de home office ascienden, como mínimo, a unos 500 pesos mensuales, si se considera solamente el pago del internet y el aumento en el consumo de energía eléctrica.

“Si tomamos en cuenta que otros tuvieron que comprar computadoras, por no tener anteriormente o complicarse su escenario al tener a sus hijos en casa demandando estos aparatos, se vieron obligados a buscar ofertas e incluso como sindicato les ayudamos a conseguir equipos a plazos que ahora deben estar pagando”, manifiesta finalmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *