La política electoral, un gran show; estrategas están detrás del éxito o fracaso de candidatos

CIUDAD DE MÉXICO.

El resultado que obtengan los miles de candidatos a los puestos de elección popular y sus respectivos partidos políticos que estarán en juego el próximo domingo, irán de la mano de la estrategia utilizada en mensajes de campaña, propuestas, descalificaciones al adversario e imagen que proyectan frente a los electores.

Los estrategas en campañas electorales siempre han sido algo parecido al dulce y el veneno de los candidatos. Los gurús políticos acostumbran manejarse en absoluta discreción; prefieren que no se les vincule con sus clientes, con la idea de que una u otra cosa cause efecto. Aunque siempre dejan pistas, su sello personal que los delata, sus filias y fobias.

Gisela Rubach, directora general de Consultores y Marketing Político, una de las más experimentadas estrategas mexicanas, con 38 años armando campañas políticas, dijo durante una entrevista con Excélsior que en la actualidad “es muy complicado hacer una campaña sin asesoría”; sobre todo, afirmó, “porque la gente está harta de la política y de los políticos”.

A partir de 2000, en México la contratación de estrategas políticos se volvió públicamente clave en la forma de conducirse de los candidatos. Entonces aparecieron nombres como el estadunidense Dick Morris, quien condujo la campaña de Vicente Fox para la primera alternancia en México. También el venezolano J.J. Rendón, contratado por el PRI; Álvaro Azofeita, de Costa Rica, que, sin revelar a quien asesora, a mediados de mayo en su cuenta de Twitter anunció que estaba en campaña en México; o el español (naturalizado mexicano) Antonio Solá, quien estuvo ligado al PAN y en los tiempos de campaña de Felipe Calderón fue su gurú, en esta elección da servicios al PRI.

Solá, quien se encargó de la campaña negra en la carrera presidencial de 2006 y en favor de Calderón, tiene expectativas más amplias en su asesoría al PRI.

De acuerdo con priistas consultados, el argumento del contrato de Solá con el PRI, sería para extenderlo hacia la campaña presidencial de 2024, para la cual ya se perfila el actual líder priista, Alejandro Moreno, quien buscará su promoción desde la Cámara de Diputados. Va seguro en una plurinominal. El diario La Jornada hizo pública la participación de Solá con el PRI y éste no desmintió nada.

Rubach comentó que Solá, como cualquier otro consultor u asesor en marketing político, participa en los trabajos electorales de la campaña mexicana. “Hay tantas campañas en México que siempre tendrán trabajo aquí en el país; ya de cada uno de ellos hablarán los resultados, éste es un tema que ya es muy difícil, yo te diría, prácticamente imposible, llevar y hacer una campaña política como candidato sin asesoría”, dijo.

La estratega explica esa dificultad:

“Porque tiene que ver cómo posicionas su mensaje, con el tema del uso de las redes sociales; ahora ya no hablas sólo de los medios de comunicación, ahora tienes que hablar de estrategias transmedia, que es incluir a las redes sociales con los medios tradicionales más lo que salga y se inventa todos los días, entonces es muy complicado que alguien como candidato pueda hacer una campaña sin la asesoría y yo te diría que así, las asesorías en este país y en todos lados van a seguir un buen rato”.

De acuerdo al pulso que Rubach le ha tomado a las campañas electorales que terminarán este miércoles, a la oposición a Morena “le ha faltado la construcción de una narrativa que tenga la suficiente capacidad de enfrentar la narrativa del Presidente, obviamente trasladada a su partido; no ha habido el elemento que pueda dar para que la mida de la población o, un poquito menos, de la población en México que no está muy de acuerdo con lo que está haciendo el Presidente, pero no se ha encontrado esa narrativa, sí creo que le va a ir mejor a la Alianza Va por México que en el 2018, con los tres partidos, que como les fue en 2018, porque ésta es una elección que se resuelve con temas locales.

“Locales desde las alcaldías, los distritos locales, los distritos federales, incluso las gubernaturas, que tampoco queda muy claro si a Morena le va a ir tan bien como se pronosticaba a principios de este año, que prácticamente iba a ganar 14 de 15”.

En opinión de la directora general de Consultores y Marketing Político, serán las dinámicas locales y también de la participación, si las medidas de sanidad y que solamente puedan estar dos personas dentro de cada casilla votando y si eso va a implicar largas filas, que la gente esté dispuesta a hacer largas filas para votar, lo que definirá el resultado.

A pregunta expresa de si ha encontrado, entre los candidatos, elementos propositivos, Rubach dijo:

“Curiosamente todos los candidatos tienen propuestas, pero pasa algo muy interesante: la gente pide propuestas, pero no hacer caso a la propuesta, lo que llama la atención justamente es el ataque, las descalificaciones, los rumores, el chisme, eso es lo que realmente hacen que la gente voltee la cabeza y diga ‘ah hay campaña; hay candidatos que están compitiendo y están diciendo esto y lo otro’; la gente está al pendiente si se sacan la lengua, etcétera.

“Las propuestas es muy difícil que atraigan a un electorado y sobre todo en estos tiempos, a pesar de que se le pregunte a la gente si quieren ataques o quieren propuestas, y más del 70 por ciento contestan que quieren propuestas, entonces, quizá la otra parte tenga que ver con qué tanto no están haciendo clic las propuestas o esto que estamos viendo en estas campañas, donde el show está imperando más que las propuestas, y pongo como ejemplo el caso de Samuel García, en Nuevo León, donde el hombre, junto con su esposa, son un show.

“Que uno rasque y le busque qué hay de propuestas, que le espera a Nuevo León los próximos 6 años si llega a ser gobernador y estamos en la otra parte observando el tema del hartazgo de la gente de la política y de los políticos y cada vez más este ánimo de quién son los que viene y rompen con esquemas de la antipolítica se vuelven los reyes del TikTok, de las redes sociales y cosas por el estilo, estamos viendo cosas interesantes que ya habíamos tenido unos chispazos desde el 2000 para acá, pero ahora se van a marcar más.

“Pero es mucho en este ánimo de la gente, cada vez cree menos en la política y obviamente en los políticos; tenemos muchos políticos en procesos de reelección, donde ya hay experiencia en 2018”.

Sobre la trivialización en la campaña de Samuel García, candidato de Movimiento Ciudadano, Rubach consideró que la esposa del senador con licencia, que es una influencer en Nuevo León, es quien ha contribuido en gran medida al modelo de campaña de García.

“Ha sido una parte importante de este empuje que ha tenido Samuel, es un hit y una revolución, pero hasta cierta edad, y a partir del siguiente tope de edad, estoy segura que votarán por Adrián de la Garza, que me ha parecido interesante lo que ha hecho estos últimos días: dejo de estar en el agua, así le llamamos a la parte líquida de las redes y está totalmente enfocado en tierra, las elecciones se siguen ganado con votos”.

Una cosa que llamó la atención de la estratega fue el llamado de Samuel García para que la gente se inscriba como su representante general o representante de casilla, con un pago de mil 500 pesos, violentando la ley electoral, ya que por un cargo se pagan 600 pesos y por el otro 100.

“¿Cuánto se gastó en su video que causó revuelo?, son los mismos grupos de artistas que tocaron en su boda, así les encanta en Nuevo León, estamos en el tema de show político, Samuel es el personaje que va a representar el nuevo estilo de hacer política en México, veremos cómo lo van a copiar en las campañas del año que entre, yo lo denomino como el ‘polititokoro del 2021’, todo está basado en TikTok”.

Rubach cierra de entrevista ofreciendo algunas pinceladas de cómo ha preparado su trabajo para esta elección:

“Primero se tiene que hacer una investigación muy exhaustiva de ver qué quiere la gente por segmentos y no basta esto, sino hay que ir a los municipios, no se puede hablar de una campaña estatal, si no se hace municipio por municipio, difícilmente un candidato a gobernador entra con el mismo mensaje a nivel estatal que aterrizando por municipio, esto es algo que veíamos desde 1998, ya puedes hacer campañas generalizadas. La irrupción de redes sociales que es innegable el peso que tienen también y sobre todo en este tiempo de la pandemia, donde ha sido una obsesión estar conectado, por estar viendo qué pasa, donde las fake news son una invasión cotidiana, donde llegas al punto de no saber qué es cierto, quien está manipulando, quien está engañando, a ese nivel hemos llegado ya, por eso esto se pone muy interesante, porque hay que definir claramente cuántos votos necesitas para ganar y dónde están esos votos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *