Biosfera Mariposa Monarca pierde más de 7,000 árboles

Debido a la sequía, más de 80 hectáreas de oyamel fueron infestadas de plaga de tres especies de insectos; se espera cuantificar el daño del lado del Estado de México

Más de siete mil árboles de oyamel serán derribados en los próximos tres meses en la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca, tan sólo del lado de Michoacán, debido al ataque de estas tres especies de insectos descortezadores del tallo, Scolytus, Pseudohylesinus y Pityophthorus, informó la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

En entrevista con Excélsior, Honoria Chávez González, subgerente de Diagnóstico de Sanidad Forestal de la Conafor, explicó que de acuerdo al inventario realizado por personal especializado, en los ejidos El Asoleadero y Ocampo, en el municipio de Ocampo, así como en el ejido Jesús Nazareno, del municipio de Angangueo, hay 20 hectáreas infestadas de plaga, en un volumen de 2 mil 200 metros cúbicos, lo que equivale a alrededor de 680 árboles, que la comunidad ya comenzó a talar, para aprovechar la madera restante.

Señaló que, en El Rosario, Santa Ana y Cerro Prieto, en el municipio de Ocampo, los ejidatarios recientemente ingresaron su aviso e informe técnico fitosanitario, por el impacto en 43 hectáreas, en un volumen de 8 mil 607 metros cúbicos, que equivale a 4 mil 600 árboles aproximadamente.

Además de que en los ejidos Remedios, municipio de Angangueo y Rosa Azul del municipio de Senguio, se contabilizaron daños en 25 hectáreas, con un volumen de 3 mil 164 metros cúbicos y alrededor de mil 735 árboles.

La maestra en Ciencias subrayó que en un mes, la Comisión Nacional Forestal contará con el inventario de los bosques afectados del lado del Estado de México, una vez que concluyan los monitoreos de la plaga que se realizan en estos momentos, aunque adelantó que, afortunadamente, hasta ahora los reportes son muy pocos sobre la presencia de estos insectos, que con la intensa sequía que azotó la región, encontraron condiciones propicias para su reproducción acelerada.

Superó a 2011. La reproducción acelerada de los insectos se debe a la sequía que afectó a principios de año. Este fenómeno está superando al de hace 10 años, cuando se derribaron 3 mil árboles.

La subgerente de Diagnóstico de Sanidad Forestal de la Conafor, reconoció que, aún así, con las afectaciones contabilizadas en Michoacán, ésta es la peor temporada de plaga del descortezador del tallo en la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca, superando el año 2011, cuando se tuvieron que derribar tres mil 100 árboles de oyamel, que tenían roja la copa y su follaje.

Las cifras que tenemos ya están superando lo de hace 10 años, también es debido a las condiciones de sequía que han prevalecido, esperamos que con estos monitoreos que se están realizando, pues ya no siga avanzando la plaga, y esta superficie no supere en mucho lo que en años anteriores se ha tenido”, indicó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *