Segob perfila Centro de Identificación ante crisis forense: 52 mil cuerpos sin reconocer

Encinas reconoció “una crisis forense que ha llevado a que no existan las capacidades para garantizar la identificación de las personas y el regreso con sus familiares”.

El Gobierno mexicano prometió este jueves crear un Centro Nacional de Identificación Humana al reconocer una crisis de más de 95 mil personas desaparecidas y 52 mil cuerpos sin identificar en fosas comunes y en morgues del Estado.

Tan solo en las cámaras frigoríficas o planchas estatales hay 9 mil 400 cuerpos sin identificar, indicó Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob) en la rueda de prensa matutina en el Palacio Nacional.

«La creación de un Centro Nacional de Identificación Humana para poder atender el rezago en esta materia que existe para establecer mecanismos de identificación masiva, se están haciendo ya los primeros ejercicios”, anunció el subsecretario.

El funcionario reconoció “una crisis forense que ha llevado a que no existan las capacidades para garantizar la identificación de las personas y el regreso con sus familiares”.

Ante el problema, presumió de «cifras sin precedentes» del actual Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, con cerca de 2.200 jornadas de búsqueda realizadas hasta ahora en 28 estados y 314 municipios.

En total, el Gobierno ha invertido más de 6.103 millones de pesos en derechos humanos, de los que más de 1.200 millones de pesos han sido de labores de búsqueda.

“Esperemos avanzar pronto en el Centro de Identificación Humana porque lo que necesitamos es tomar medidas que nos permitan atender estos conflictos de carácter estructural, que se fueron incubando durante muchos años y está siendo difícil revertirlos”, expuso.

El subsecretario presentó un informe de lo que ha hecho el Gobierno de López Obrador en derechos humanos hasta la mitad de su sexenio.

Admitió que «hay muchas asignaturas pendientes» con el argumento que «prevaleció durante mucho tiempo la idea que se podían resolver las cosas con el uso de la fuerza».