Si me encuentro a Ricardo Aldana, ni lo identifico, dice AMLO

López Obrador define la elección sindical de Pemex como «histórica» y agregó que sobre quién ganó y sus antecedentes lo tienen que ver en la Secretaría del Trabajo

El presidente Andrés Manuel López Obrador defendió este martes la «histórica y libre» elección del nuevo líder sindical de Petróleos Mexicanos (Pemex), en la que triunfó Ricardo Aldana, ligado al antiguo y oscuro dirigente Carlos Romero Deschamps.

«Por primera vez en la historia reciente se llevó a cabo una elección en donde participaron la mayoría de los trabajadores, sindicalizados, una muy buena participación y se garantizó el voto libre y secreto», declaró el mandatario en su conferencia mañanera.

Sus declaraciones se producen después de revelarse la victoria de Aldana, hombre de confianza de Romero Deschamps, quien controló por 26 años el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) hasta su renuncia en 2019, en medio de acusaciones de corrupción y desfalco.

López Obrador evadió las preguntas de la prensa sobre las acusaciones contra Aldana, quien ha sido durante años tesorero del sindicato y fue legislador del otrora hegemónico Partido Revolucionario Institucional (PRI).

«Sobre quién ganó y sus antecedentes esto lo tienen que ver en la Secretaría del Trabajo y en la comisión que va a resolver sobre el resultado porque es un proceso, nosotros aquí lo que garantizamos es que pudieran expresarse, que los trabajadores conocieran a los candidatos», justificó.

La elección levantó expectativa por conocer al sucesor de Romero Deschamps y por ser la primera tras la reforma laboral que garantiza la democracia sindical como requisito del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Al proceso se inscribieron 25 candidatos, entre los que Aldana ganó con 44.983 votos, muy por delante de la segunda aspirante, Cecilia Margarita Sánchez, con 4.116 sufragios.

La principal acusación contra Aldana es ser uno de los presuntos responsables del «Pemexgate», un desvío de fondos del sindicato para apoyar la candidatura presidencial de Francisco Labastida, del PRI, en las elecciones de 2000.

Ante la insistencia de la prensa, López Obrador aseguró que “no hay ningún candidato predilecto, ya no hay candidatos de Estado».

«Aquí estuvo el señor al que hace mención, pero si me lo encuentro ahora, me tendría que decir quién es, porque no lo identifico, no he tenido relaciones con él. No lo estoy descalificando, sencillamente no tengo ninguna vinculación», respondió.

Ricardo Aldana, nacido en Orizaba (Veracruz) en 1954, estudió una licenciatura de Ingeniería Electromecánica.

El hombre fue diputado y senador del PRI a comienzos del siglo XXI y, según información de la propia Cámara de Diputados, lleva vinculado desde 1978 a Pemex.

Su elección ocurre mientras crece la presión de Canadá y Estados Unidos para que México respete los derechos laborales dentro del T-MEC y en medio del «rescate de Pemex» que pretende López Obrador.

Aunque Pemex presume de una reducción interanual de 83,4 % de sus pérdidas en los primeros 9 meses de 2021, sigue siendo la petrolera más endeudada del mundo y suma varios trimestres con datos negativos.