Bloque conservador encabeza campaña de ataques por uso de Ivermectina: AMLO

El mandatario se refirió al escándalo que estalló la semana pasada, cuando la revista SocArXiv retiró el estudio hecho por el Gobierno de la CDMX en 2021 sobre el uso de ivermectina en pacientes de covid-19 por problemas éticos.

El Gobierno mexicano atribuyó este martes a «una campaña de ataques» la polémica creada luego de que una revista científica estadounidense denunciara un «estudio antiético» del uso de ivermectina en pacientes con covid-19 hecho por las autoridades de Ciudad de México.

“Como es de dominio público, como es obvio, hay toda una campaña de ataques al Gobierno, por parte del bloque conservador y de sus voceros», expresó el presidente, Andrés Manuel López Obrador, cuestionado por la prensa.

El mandatario se refirió al escándalo que estalló la semana pasada, cuando la revista SocArXiv de la Universidad de Maryland retiró el estudio hecho por el Gobierno de Ciudad de México en 2021 sobre el uso de ivermectina en pacientes de covid-19 por problemas éticos.

El director de SocArXiv, Philip N. Cohen, explicó que la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP) del Gobierno presuntamente «reclutó sin ética a sujetos experimentales, aparentemente sin su consentimiento informado, y por lo tanto es un estudio antiético».

Pero el presidente López Obrador denunció este martes que detrás del escándalo, que involucra al Gobierno de Ciudad de México, perteneciente al oficialismo, «están involucradas dos revistas que recibían dinero del Gobierno anterior, para hablar con claridad, una revista es Nexos y la otra Animal Político”.

“Tiene que ver con la politiquería, entonces eso era lo que quería decir, y advertir, aunque es muy obvio de que van a seguir todas esas campañas de desprestigio, de mentiras, de calumnias, en la mayoría de los medios de información”, aseguró.

El escándalo creció porque el director de la ADIP y principal firmante del estudio, José Merino, ha defendido en Twitter con intensidad su documento, también firmado por la secretaria de Salud de Ciudad de México, Oliva López.

En contraste, el exdirector de análisis de datos de la ADIP y otro de los coautores, Saúl Caballero, se retractó este domingo del estudio al admitir que es «científicamente falso».

Aunque la revista estadounidense sí habló de «sujetos experimentales», el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud del Gobierno de México, Hugo López-Gatell, cuestionó que los medios hablen de «experimento».